Blog

¿Cuál es el peso máximo recomendado para manipular cargas pesadas?

Camión grúa pluma descarga casetas prefabricadas
Elevación de cargas

Cuál es el peso máximo recomendado para manipular cargas pesadas. Conoce todo lo que debes saber sobre los camiones pluma.

Los camiones pluma son esenciales en una gran cantidad de trabajos, especialmente cuando hay que mover cargas importantes. Pero, para que la operación sea un éxito, es imprescindible seguir todas las medidas de seguridad necesarias y no exceder el peso máximo recomendado.

¡Sigue leyendo!

Versatilidad de la grúa autocargante

Ver camiones grúa es algo bastante habitual. Esto se debe a que pueden llegar a ser muy prácticos a la hora de desarrollar actividades que impliquen mover grandes cantidades de peso.

Se pueden usar para cargar y descargar el propio camión en el que va montada la grúa, pero también para elevar cargas desde el suelo a diferentes alturas e incluso para mover cargas por debajo del nivel del suelo.

Tampoco es infrecuente su uso en ciertos trabajos de montaje. Por ejemplo, para colocar vigas en un edificio o para posicionar tuberías en el interior de zanjas.

La seguridad es prioritaria

Para que el trabajo con un camión pluma sea seguro, es imprescindible cumplir con las normas de seguridad en cuanto al montaje de la grúa, la forma de coger la carga y al peso se refiere.

Bajo ninguna circunstancia se debe exceder el peso máximo recomendado para manipular cargas pesadas. Hacerlo puede implicar que se rompa la estructura de la pluma y la carga caiga al suelo. También puede ocurrir que no solo la carga caiga, sino también que la propia grúa o el camión vuelquen.

Camión grúa pluma

¿Cuál es el peso máximo que puede cargar un camión grúa?

No todos los vehículos son iguales. En el caso del camión pluma, este siempre cuenta con una tabla de carga que los operadores deben saber interpretar.

Para no cometer errores con la carga, hay que tener en cuenta varios factores:

Peso de la carga

El operador debe saber cuánto pesa la carga que tiene que mover. Si va a usar elementos auxiliares, como una cuba o unas pinzas, también debe valorar el peso que añaden estos artículos.

Tras conocer el peso total a mover, hay que revisar la tabla o diagrama de cargas proporcionado por el fabricante. Suele estar tanto en la placa de la grúa como en el manual del usuario.

Forma de ejercer la tracción

Si se va a usar la pluma para tirar de una carga de abajo arriba, el hecho de que la fuerza no se pueda ejercer de forma totalmente vertical (por ejemplo, si el objeto está aprisionado), puede dar lugar a que haya momentos en los que la carga sostenida sea superior a la máxima permitida.

Condiciones del terreno

El estado en el cual se encuentra el terreno puede tener una incidencia directa en la capacidad de carga que es capaz de mover una pluma. No es lo mismo trabajar sobre un terreno bien asentado que en uno con importantes irregularidades.

En un terreno irregular el camión puede moverse haciendo que la carga se bambolee, lo que podría dar lugar a una desestabilización de la grúa. Por eso, en estos casos debe reducirse la cantidad de carga a mover de una sola vez.

Camión grúa pluma

Distancia entre la pluma y la pieza

Cuanta más inclinación y más altura de elevación, más aumenta la desviación lateral del brazo de carga. Es importante tener en cuenta esto para verificar que la carga no llegue a adoptar posiciones peligrosas que supongan un riesgo, incluso aunque no se esté excediendo la capacidad máxima de carga de la grúa.

Incluso cuando se tiene constancia de que la pluma puede mover el peso perfectamente y no existe, aparentemente, ningún riesgo, es fundamental señalizar la zona y evacuarla para que, en caso de accidente, este cause la menor cantidad de daños posibles.

Estar al tanto del peso máximo recomendado para manipular cargas pesadas es responsabilidad del operador del camión. Por eso, lo más recomendable en estos casos es contar siempre con profesionales con formación y una amplia experiencia, que garanticen el movimiento seguro de las cargas.

Menú